La culpa en la separación

Entiende y supera la culpa que sientes por tu ruptura sentimental

Al terminar una relación se producen muchos sentimientos, la tristeza, el dolor de la separación, la rabia o la frustración.

Pero detrás de estos sentimientos hay uno al que cuesta más acceder, y ese es la culpa.

Lo común es salir con amistades, hablar de lo que nos pasa, de lo mal que lo hizo la ex pareja, de lo mucho que le echamos de menos….

Todo dependiendo de si hemos sido quienes hemos acabado la relación o si ha sido la otra persona.

Además, puede que sintamos rota una parte de nuestro ser, o que quizás estemos superficialmente felices porque esa ruptura dio paso a otra relación.

Pero en el fondo de las dos situaciones está latente un profundo sentimiento de culpa que nos cuesta mucho reconocer y afrontar.
 

La culpa que surge cuando somos quienes terminamos la relación

No siempre quien decide acabar una relación está en una mejor posición, digamos que pudo haber sido el valiente que dio el paso de dejar una relación sin amor.

O quien finalmente tomó la decisión de liberarse de una relación que atentaba contra su integridad psicológica o incluso física.

También quien no tuvo la suficiente confianza en sí y en la pareja para afrontar ciertas circunstancias.

Y seguro que se te ocurre algún otro motivo…

El caso es que dejar una relación implica ponerse una especie de escudo emocional que nos permite seguir adelante sin tomar en cuenta lo que sentimos.

Ese escudo lo podemos alimentar de resentimiento, desprecio, decepción y así protegernos con estas emociones y no pensar en lo que dejamos atrás.

Pero…

¿Qué sucede cuando la relación se rompe y ese escudo ya no nos sirve?

Pueden pasar muchas cosas, una de ellas que hayamos iniciado otra relación y pasemos de largo de todas las emociones que se quedaron contenidas y que seguro que afectarán la nueva relación.

También puede que estando solos nos invada un fuerte sentimiento de culpa que va alimentando las dudas sobre la decisión que tomamos.

Y aquí existe un bucle peligroso porque es cuando dudamos incluso de nosotros mismos y caemos en un círculo vicioso con esa persona con la que no fuimos felices.
 

La culpa que surge cuando es la pareja quien termina la relación

Este caso es ligeramente distinto porque cuando somos la persona a quien han dejado nos suele invadir una especie de victimismo.

Entonces decimos que ese ex no sabe lo que ha perdido, que nunca encontrará a nadie que lo soporte, etc, etc.

Y nosotros somos las pobres víctimas abandonadas.

Aquí la culpa entra de una manera distinta, porque a la par de la sensación de abandono, de rabia y de tristeza, también hay un pozo de preguntas…

Y si yo hubiese hecho esto, y si no hubiese hecho esto otro, y si yo tengo un problema y no soy capaz de que alguien me quiera…
 

¿Qué hacer ante la culpa en una separación?

Lo primero que hay que hacer ante la culpa y cualquier otra emoción es reconocerla.

Una vez que la hayamos reconocido ella dejará de abarcar todos nuestros pensamientos y de repercutir en nuestras acciones.

Escucha lo que tiene que decirte la culpa, así podrás evaluar tus acciones, saber objetivamente qué hiciste bien y qué no, ¿por qué la sientes?

Una vez que reconozcas esta situación te será más fácil asumir tus errores, pedir disculpas si es necesario.

En definitiva, asumir la situación con madurez y salir adelante.

Recuerda que todas las experiencias de pareja dejan una importante enseñanza y el error es pasar de una pareja a otra sin aprender la lección.

En esto la culpa puede ser una gran aliada, nos ayuda a responsabilizarnos y a crecer.

También a darnos cuenta de creencias que ya no nos funcionan y que debemos actualizar para vivir con mayor armonía.

En resumen…

Debemos entender que todas las emociones tienen su función, no hay emociones buenas ni malas, y la culpa no es la excepción.

Solo hay que saber escuchar su mensaje y tomar el aprendizaje de esa relación.

Que tengas un feliz día.

Acerca del autor

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

De conformidad con lo establecido en el REGLAMENTO (UE) 2016/679 de protección de datos de carácter personal, le informamos que los datos que usted nos facilite serán incorporados al sistema de tratamiento titularidad de VANESSA ELECHIGUERRA LABARCA con CIF 79134203N y domicilio social sito en CALLE EUSEBIO SEMPERE, 6 6o IZQ., con la finalidad de COMERCIO ELECTRÓNICO; GESTIÓN DE CLIENTES, CONTABLE, FISCAL Y ADMINISTRATIVA; OTRAS FINALIDADES.

Se procederá a tratar los datos de manera lícita, leal, transparente, adecuada, pertinente, limitada, exacta y actualizada. Mientras no nos comunique lo contrario, entenderemos que sus datos no han sido modificados y que usted se compromete a notificarnos cualquier variación.

De acuerdo con los derechos que le confiere la normativa vigente podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos de carácter personal así como revocar el consentimiento prestado, dirigiendo su petición a la dirección postal indicada o al correo electrónico velechiguerra@gmail.com y podrá dirigirse a la Autoridad de Control competente para presentar la reclamación que considere oportuna.

DESCÁRGATE MI GUÍA GRATUITA

"5 Secretos para valorarte y seguir adelante tras tu ruptura"