divorcio verano

Lo que el verano se llevó ¿Dónde quedó la pareja?

Quizás seas del amplio grupo de personas que llegó de vacaciones de verano con la sensación de vacío e inconformidad con su pareja.

Puede también que conozcas a alguien en esa situación…

El caso es que no sería tan extraño que estuvieses en una de esas dos situaciones porque estadísticamente el 28% de los divorcios se producen después de las vacaciones.

¿Lo sabías?

Porque lo que ocurre es que durante las vacaciones salimos de la zona de confort que representa la rutina.

La rutina del trabajo, quehaceres domésticos, horarios, responsabilidades, permite que cada uno de los integrantes de la pareja tenga su espacio y no necesite de la comunicación diaria con el otro.

Es entonces cuando al carecer de ese escudo protector, las parejas rozan y se enfrentan a la realidad de su situación emocional.

También pueden ver a la cara las consecuencias de la desatención mutua, llegando a sentirse como un par de desconocidos “obligados” a divertirse durante el descanso estival.

Se puede apoderar de cada uno la sensación de total desazón y molestia por emplear los días destinados al descanso a compartir con una pareja que apenas reconocemos.

Y así surgen los problemas

En este enlace puedes leer información que aporta la socióloga Alicia Aradilla para evitar las separaciones después de las vacaciones: Ir al enlace

¿Qué hago si no veo una solución posible a mi relación?

Lo primero es no perder la calma, puede que hayas visto claramente que ya no queda nada en común.

También puede ser que estés cansada de haber pasado tu tiempo de descanso discutiendo.

Pero a todo esto hay que darle tiempo…

Tomar distancia de la situación, pararse un momento y descansar.

Además de abrir un espacio en la rutina para abordar el tema sanamente.

Esto no significa necesariamente que haya una solución, pero si que, en el caso de producirse una separación, se sepan todas las consecuencias que implica la ruptura.

La separación no es una decisión que se deba tomar precipitadamente, ni por un arrebato de rabia o frustración.

Si se hace de esta manera, lo que le seguirá a la decisión será dolor y sufrimiento.

Una separación no será motivo de sufrimiento mientras:

  • Cada uno tome su propio camino por su bien.
  • Se valoren y asuman las consecuencias.
  • Ambos actúen solidariamente con el otro.

Recuerda que hay decisiones que son dolorosas pero que pueden entrañar un bien mayor.

Por eso una ruptura necesaria puede doler, pero no debe causar sufrimiento.

Sino todo lo contrario…

Puede tratarse de una oportunidad y una nueva expresión de la vida misma.

Acerca del autor

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

De conformidad con lo establecido en el REGLAMENTO (UE) 2016/679 de protección de datos de carácter personal, le informamos que los datos que usted nos facilite serán incorporados al sistema de tratamiento titularidad de VANESSA ELECHIGUERRA LABARCA con CIF 79134203N y domicilio social sito en CALLE EUSEBIO SEMPERE, 6 6o IZQ., con la finalidad de COMERCIO ELECTRÓNICO; GESTIÓN DE CLIENTES, CONTABLE, FISCAL Y ADMINISTRATIVA; OTRAS FINALIDADES.

Se procederá a tratar los datos de manera lícita, leal, transparente, adecuada, pertinente, limitada, exacta y actualizada. Mientras no nos comunique lo contrario, entenderemos que sus datos no han sido modificados y que usted se compromete a notificarnos cualquier variación.

De acuerdo con los derechos que le confiere la normativa vigente podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos de carácter personal así como revocar el consentimiento prestado, dirigiendo su petición a la dirección postal indicada o al correo electrónico velechiguerra@gmail.com y podrá dirigirse a la Autoridad de Control competente para presentar la reclamación que considere oportuna.

DESCÁRGATE MI GUÍA GRATUITA

"5 Secretos para valorarte y seguir adelante tras tu ruptura"